lunes, 17 de julio de 2017

Tuve un sueño con Sophie LéCuyer

El trabajo de Sophie LéCuyer (Francia, 1987) me fascina y me perturba, por partes iguales.

Tiene algo mágico, algo que hace que la imaginación salga disparada como en una carrera, pero a la vez es obscuro e intrincado, como un lago donde uno no logra ver el fondo y no se atreve a meter el pie.

Sus imágenes son contundentes, rotundas, y a la vez frágiles y vulnerables.
Se muestran, pero también son extremadamente íntimas, como develar un sueño.

Y no digo más.
Mejor, mirar.

























































1 comentario:

  1. Gracias por mostrar estas bellas imágenes de una magnífica ilustradora.

    ResponderEliminar